Enlace a Facebook Enlace a Twitter Enlace a Youtube

Análisis de la integración laboral de las personas con discapacidad

La Fundación Luis Seoane ha acogido en la mañana de ayer una mesa redonda entre María Soledad Pérez Picarzo, Subdirectora de Cultura Corporativa de Repsol, Jose Luis Vázquez Pérez-Coleman, socio de Foro Legal Abogados, Jorge Barros, Subdirector Xeral de Fomento da Contratación e do Traballo Autónomo de la Consellería de Traballo e Benestar y Secundino Gómez, Director de Fuertes Servicios con medios de comunicación en la que se analizó la situación de la integración laboral de las personas con discapacidad.

Todos los participantes coincidieron en comentar lo mucho que se había avanzado en los últimos años en lo concerniente a la integración laboral de las personas discapacitadas, la importancia que tienen los Centros Especiales de Empleo y la visibilidad que se ofrece a este colectivo. María Soledad Pérez Picarzo, Subdirectora de Cultura Corporativa de Repsol destacó la “apuesta por la integración y la confianza que prestamos desde Repsol a las personas con capacidades diferentes, en la actualidad en nuestra compañía trabajan a nivel mundial 654 personas con capacidades diferentes, de las que 532 lo hacen en España. Presentamos un compromiso de igualdad con colectivos menos favorecidos y consideramos primordial la gestión del talento que nos permite obtener una empresa mejor, más accesible, más humana y más rentable”.

Por su parte, Jose Luis Vázquez Pérez-Coleman, socio de Foro Legal Abogados expuso sobre la mesa algunos aspectos de la recién aprobada Ley General de la Discapacidad. “Se trata de un texto refundido de leyes anteriores, la LISMI de 1982, la Ley 51/2003 y la Ley 49/2007, de hecho, apenas introduce cambios respecto a ellas. Establece principios y líneas de actuación generales, que han de ser concretados por normas posteriores (desarrollo reglamentario), que completarán las medidas de acción positiva establecidas”.  

Jorge Barros, Subdirector Xeral de Fomento da Contratación e do Traballo Autónomo de la Consellería de Traballo e Benestar de la Xunta de Galicia adelantó que “el Ministerio está estudiando que los Centros Especiales de Empleo puedan trabajar en otras Comunidades Autónomas mediante una autorización administrativa, lo que agilizaría muchos trámites. La integración sociolaboral es un objetivo en el que trabajamos, sobre todo, en el trabajo ordinario, considerando a los Centros Especiales de Empleo un trampolín, aunque somos conscientes de que esta situación sólo se puede dar con algunas personas discapacitadas por los diferentes tipos y niveles de discapacidad”. 

Secundino Gómez, Director del Centro Especial de Empleo Fuertes Servicios hizo un análisis de cómo ha variado la situación de las personas discapacitadas en los últimos años. “En Fuertes Servicios gestionamos personas. Más de un 90% de nuestro equipo lo conforman personas discapacitadas y desarrollamos un trabajo como cualquiera. Nuestro objetivo es realizar operaciones de mercado, satisfacer a nuestros clientes con nuestro trabajo y, por supuesto, la integración, pero partiendo de la normalización”.

El futuro de las personas discapacitadas

Haciendo retrospectiva, todos los participantes en este desayuno coincidieron en resaltar las mejoras que se han producido en los últimos años en la integración sociolaboral de personas discapacitadas, pero quedan muchos aspectos por mejorar.

Algunos de estos aspectos serían: 

  •   Mayor formación: se parte de la necesidad de una discriminación positiva, pero también de reforzar la inversión en formación para que las personas discapacitadas puedan dar el salto al trabajo ordinario. En este aspecto, Secundino Gómez, comentaba como anécdota que “en el momento de licenciarme, en función de la empresa a la que acudía incluía la discapacidad en mi currículum o no”.  
  • Destacar los Centros Especiales de Empleo como medio y no como fin: los CEE tienen el objetivo de ser trampolines para que las personas discapacitadas puedan acceder a trabajos ordinarios, pero en la práctica esto no se realiza ya que las empresas son reticentes a contratar personal con discapacidad, por lo que los CEE se convierten en fines.
  •  Cumplimiento de la legislación: sancionando a las empresas que no cumplan con la Ley General de la Discapacidad. En la actualidad las exenciones a las empresas son muy altas, por lo que no se consigue favorecer la integración laboral. 
  •  Mejora de los trámites burocráticos: si un Centro Especial de Empleo como Fuertes Servicios creado en Galicia quiere desempeñar servicios en otra Comunidad ha de crear una nueva empresa, ha de ser calificada para lo que se requiere unos trámites que conllevan un largo tiempo… Esta situación conlleva la dificultad de acceder a nuevos trabajos, reduciéndose a una cuota muy baja de mercado.
Compartir en FacebookCompartir en Twitter
FuertesServiciosen Facebook